Buscar

INVESTIGACIÓN ACTIVA PARTICIPATIVA

Es de gran importancia promover la participación de actores claves en los procesos participativos que desarrollemos. El traslape entre la participación, la acción y la investigación es esencial para la co-creación del conocimiento y para poder buscar respuesta a las preguntas que se generan con las comunidades.

En el conversatorio “Investigación Activa Participativa en procesos de Justicia Espacial”, nos acompañaron Dayna Cunningham y Antonio Moya Latorre, compartiendo perspectivas, ideas y conocimientos que vienen desde sus experiencias trabajando junto a diferentes comunidades.

Dayna nos menciona que una de las grandes enseñanzas que ha obtenido es que una parte crítica del trabajo con comunidades es la construcción de infraestructura cívica. Sin infraestructura cívica, sin una forma de generar conocimiento sobre nuestras propias condiciones, sin aplicar bagaje técnico, no puede haber una trayectoria de desarrollo sostenible. La construcción de esta infraestructura cívica está completamente ligada a la creación de espacios donde las comunidades e individuos puedan aprender y desarrollar perfiles de auto gobernanza, por medio de los cuales puedan reclamar y exigir a los gobiernos transparencia e involucramiento en los procesos.

Sin embargo, Cunningham también denota que, en el campo del desarrollo, es una realidad que poca atención es dada al rol de la sociedad civil. Por esta razón, hace hincapié en que debemos cambiar la trayectoria que hoy día rige el desarrollo de las ciudades. Como tal, la participación ciudadana es clave. La construcción de esta infraestructura cívica debe ser el resultado del involucramiento de la sociedad civil.

Otro concepto que nos presentó Cunningham es el de “movilización callejera” (street mobilization). Este concepto hace referencia al uso de la calle como una plataforma para la educación, participación y agencia. Es en estos espacios en los que se tiende a observar altos niveles de participación e involucramiento. El objetivo de la calle deja de ser la movilización transitoria de transportes, y pasa a convertirse en un espacio de protesta, agencia e involucramiento.

Dayna nos comparte la importancia de construir una cultura de constante cuestionamiento e interrogación. Debemos aprender a hacer preguntas, a observar. La manera de hacer esto, según Cunningham, es a partir de la experiencia vivida. Formar diálogos con los miembros de las comunidades, lograr sembrar confianza y obtener datos de una manera sistémica para poder descubrir aquellas realidades subyacentes en las comunidades. Así, Dayna expresa como una vez que sus estudiantes obtienen información de las experiencias vividas por los mismos miembros de la comunidad, pierden la libertad de ser simples espectadores, e inmediatamente, surge en ellos el impulso por trabajar sobre estos temas urgentes.

Por otro lado, Antonio Moya habla sobre la pedagogía que existe detrás de las nuestras acciones. Bajo estas líneas, nos menciona que para lograr generar espacios de diálogo abiertos y en los que exista confianza entre todas las partes, debemos presentarnos de manera humilde y amable. Esto nos remite a la conversación con Fonna Forman y Tedy Cruz, en la que hablamos sobre la humildad epistémica con la que debemos acercarnos a la comunidad. Se trata de legitimar lo que ya existe dentro de las comunidades, llegar con la disposición de escuchar y aprender lo que sus miembros saben y entienden, y entender que nuestro rol se trata más de un papel de acompañamiento para legitimar y reforzar los valores, aprendizajes y realidades de la comunidad. El concepto de “acompañamiento” abrió el espacio para una conversación en la que se profundizó sobre la importancia de entender que el rol que lleguemos a tener dentro de las comunidades nunca debe retener jerarquías entre el que enseña y el que aprende. La base de una buena relación entre nosotros y la comunidad se trata de la horizontalidad en la que reconocemos que todos tenemos un rol de aprendizaje en los procesos, y que somos aliados que “acompañan” y van de la mano para lograr los resultados deseados.

Del intercambio con Dayna y Tony se conversó acerca del impacto de ciertas palabras o conceptos en la praxis. En ese sentido el concepto de ‘acompañamiento’ tiene una connotación importante y difícil de traducir hacia otros idiomas de raíz anglosajona, es un concepto sensible al trabajo con las comunidades desde las aportaciones técnicas en procesos de investigación activa participativa. Englobando la esencia de los procesos PAR, donde además la comunidad tiene el derecho a exigir a ser considerada en los procesos de decisión y planificación, donde distintos esquemas de movilización en el espacio público adquieren carácter y dan razón a otro tipo de infraestructura que se pueden prototipar en la “calle”, que es viva, activa, y que surge producto de las manifestaciones colectivas con agencia, desencadenado nuevas posibilidades de gestionar el territorio abriendo oportunidad a modelos de gobernanza que abogan por la justicia en el espacio.


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

FRAMEWORKS

“Las ciudades deben instar a los planificadores urbanos y arquitectos a reforzar la peatonalización como una política urbana integrada para desarrollar ciudades vivas, seguras, sostenibles y saludable

PROCESOS VINCULANTES DE JUSTICIA ESPACIAL

“El trabajo de un intelectual no es moldear la voluntad política de otros; es, a través de los análisis que hace en su propio campo, reexaminar evidencias y supuestos, sacudir las formas habituales de

INTELIGENCIA TERRITORIAL

“De la misma manera que ocurre, al contrario: “la geografía, o la espacialidad, de la justicia es un componente integral y formativo de la propia justicia, una parte vital de cómo la justicia y la inj